Ahora te toca a ti: date un tiempo para estar contigo

Por: Atencion Clientes En: Estilo de Vida Fecha: Cometarios: 0 Me gusta: 321

Hoy en día las exigencias que tenemos cotidianamente son muchas,

independientemente de nuestras situaciones laborales, civiles e incluso físicas.

Ahora te toca a ti: date un tiempo para estar contigo.

Hoy en día las exigencias que tenemos cotidianamente son muchas,

independientemente de nuestras situaciones laborales, civiles e incluso físicas.

Estar al pendiente de las demás personas que cuidamos y además de nosotras

mismas y nuestros compromisos como la escuela y el trabajo es agotador. Por

ello, el descanso siempre es necesario. Pero en este caso no nos referimos al

descanso físico de dormir, sino a crear un espacio de encuentro con una misma

que nos permita reconectar con nuestro propio ser. Hacerlo puede no ser fácil,

sobre todo por las barreras mentales que podemos poner. Muchas personas

piensan, en un primer momento, que con todas las cosas que hay que hacer no

pueden abrirse ese espacio. Sin embargo, cuando hacemos plena consciencia de

nuestro tiempo y de cómo lo invertimos, casi siempre encontraremos que sí existe

la posibilidad de dedicarse, cuando menos, un par de horas a la semana.

El primer paso para poder acceder a ese tiempo libre es reconocer la necesidad y,

sobre todo, el merecimiento que tenemos de él. A veces estamos rodeadas de

tantas peticiones y exigencias que terminamos por no escuchar lo que nosotras

mismas requerimos. Sabernos merecedoras de eso es valiosísimo.

En segundo lugar, es importante recobrar el sentido de las cosas que disfrutamos.

Muchas veces, cuando hablamos de tiempo para una misma, pensamos en rutinas

de skin care, salidas al spa o cosas por el estilo. En realidad, pasar tiempo con

nosotras mismas no tiene una forma determinada de hacer y ser. El objetivo

principal es reaprender a disfrutar de nuestra compañía y de lo que podemos y

queremos hacer. Pasar la tarde con mascarillas y arreglándonos las uñas es una

de las muchas formas en que podemos hacerlo. Pero si eres de las que disfruta

más de ver una película o de cocinar platillos nuevos, esta es una oportunidad

perfecta para pasar el tiempo. El punto es que sea algo que disfrutes y hagas por

placer.

En tercer lugar, podríamos hablar de definir cómo serán esos espacios. ¿Decidiste

que quieres tomar clases de baile? ¿Vas a dedicarte a ver todas esas series que

no has podido ver? Pues ahora establece cada cuando puedes hacerlo. No

tenemos las mismas rutinas, pero siempre podemos pensar en aquellos espacios

de tiempo de los que nos podemos apropiar. Si por las tardes sueles estar libre,

podrías tomar una hora para agendar alguna clase de algo que te interese. Si no

trabajas los fines de semana puedes incluso aprovechar todo un día para ti.

Es posible que ahora pienses en la dificultad que tiene llevar a cabo esto si estás

en un entorno donde muchas personas piden mucho de tu tiempo. Es importante

que hables con quienes te rodean sobre la importancia que tiene para ti hacer

ciertas actividades. A veces, las personas con las que convivimos no se dan

cuenta de que es necesario que tengamos este tipo de pausas principalmente

porque no se los pedimos. En este caso, es necesario que manifiestes tus deseos

y llegues a acuerdos si es necesario. Por ejemplo, si te dedicas, entre muchas

cosas, a cuidar niños, puedes establecer rutinas de cuidado con tu pareja que te

permitan poder usar ese tiempo para ti. Si convives con tus padres es posible

acordar en qué horarios puedes prestar ayuda y cuando descansar mentalmente

de la carga mental de tus ocupaciones diarias. Siempre recurre a tu red de apoyo.

Ahora cuéntanos..

¿Qué actividad harás en el tiempo que dedicarás para ti?

Comentarios

Deja tu comentario